miércoles, 31 de diciembre de 2014



Ah, pero... antes, música navideña. ¿Se acuerdan de los Primitives?
Modo vacaciones off.

Hoy tocó madrugar y volver al tajo. Mucha gente, pero bien.

Esta noche no se olviden de llevar algo rojo para despedir el año.

Ya mañana, si eso.


martes, 30 de diciembre de 2014

Música navideña, o casi. Camera obscura son una de esas bandas de sonido pulcro y british que tan bien encajan en tardes de domingo (o festivo: prueben el jueves, con la modorra...). Aquí gustan mucho. 

lunes, 29 de diciembre de 2014

Pasó la Nochebuena y la cosa de los regalos debajo del árbol o dentro de esos improbables calcetines rojos, pero todavía queda la posibilidad del 6 de enero, así que aquí tienen algunas propuestas para obsequiar con criterio y gusto.

Por ejemplo, esta pequeña joya que firma Decur para Thule: Mi cajón favorito. Con ese formato, es muy posible que pase desapercibido. Una poética muy personal.

Por ejemplo, cualquiera de los libros que ha editado El verano del cohete. Acaba de aparecer Fantasmas, sin ir más lejos... (y ya solamente con el trabajo que firma en sus páginas Fermín Solís se justifica su compra).


Por ejemplo, las cuatro aventuras, cuatro, de Hilda, que ha escrito y dibujado Luke Pearson, y que están publicadas por Barbara Fiore. Historieta para todos los públicos, fresca e inventiva.

Por ejemplo, Tío Budo, un divertido artefacto para sobrinos que escribe e ilustra Víctor Coyote para Fulgencio Pimentel. (Dicho sea de paso: cualquier cosa que edite Fulgencio Pimentel es susceptible de convertirse en regalo...o, mejor aún, en autorregalo...)


Y, last but not least, voy a insistir un poco en lo obvio: Un tesoro, escrito por un servidor de ustedes e ilustrado por el sin par camarada Rivas, editado en papel por el intrépido gran timonel de Dibbuks y disponible también en formato digital aquí


Y, claro está, una cosa lleva a la otra y las Crystals y Then he kissed me, que no es propiamente música navideña, pero sí tiene ese particular sonido que casi. Cosa del señor Spector, claro... Fíjense si no en esto, que estos días también ha sonado alguna vez en el edificio Baxter...(un par de ellas, que luego sube el azúcar).
Besos de familia, besos de compromiso, de trámite, fraternales... Todos esos quedan fuera de catálogo. Tampoco están los besos de amigo, porque a Lupita le van más los abrazos, que tienen también su código de tiempo y presión, y ese componente cómplice del susurro...


De los demás, hoy, un breve apunte gramatical con imagen de señor AÍSA.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Dicen que el invierno de verdad se nos echa encima, pero por ahora todo son nubarrones a la carrera, su poco de viento sin drama y alguna ráfaga de lluvia finísima, de la que casi parece un accidente de riego por aspersión... Imagino que la cosa irá yendo a más...

Nubes a la carrera y días a la carrera. El año se va...


Música (poco) navideña. A Mourn llegué a través de un artículo en eldiario.es (que hoy mismo, sin ir más lejos, incluye otro sobre músicas apetitosas y, estas sí, navideñas). A mí me recuerdan un poco a Deviot, de los que nunca más se supo.

En todo caso, que sí, que me gustan. Y, bueno... el domingo se despereza en tonos grises, así que viene al caso.

sábado, 27 de diciembre de 2014



Música para el fin de semana. De estas chicas sé poco o nada, pero esto suena tan fresco y tan divertido... Se llaman Deers y bien, muy bien. 

viernes, 26 de diciembre de 2014

Música navideña. En casa suena estos días mucho este disco, que tiene joyitas inesperadas. (Por ejemplo, nada menos que un tema de Parade, ya me dirán si no.)



jueves, 25 de diciembre de 2014

Un libro que se publicó hace bien poco y que leí con gusto: El perro bizco, del señor Davodeau. Forma parte de esa colaboración aquí impensable entre el museo del Louvre y Futuropolis (no sé si ha habido otras editoriales antes) para producir álbumes que, de una u otra forma, promocionen la imagen del museo como institución.


Davodeau se aleja aquí de sus habituales temas, casi siempre cercanos a la denuncia social, pero mantiene su mirada naturalista y su amor por lo cotidiano, aplicándolos a una historia improbable que, en tono de comedia, protagoniza un vigilante de sala del Louvre que se ve comprometido por la descacharrante propuesta de los familiares de su novia: colgar  en el museo un cuadro (feísimo) pintado por el tatarabuelo. 

Yo me he reído mucho, más allá de los ocasionales paralelismos con, bueno, ya saben, mi Marco Incomparable. (Y, como nota al margen, me ha llamado mucho la atención ese retrato del museo que se hace: un gentío en permanente movimiento, que parece ser incapaz de mirar si no es a través del objetivo de sus cámaras fotográficas o, sobre todo, de las pantallas de sus móviles... El signo de los tiempos, supongo.) 

Música navideña. Billy Bragg. No es una canción de navidad, ya sé. Pero sí festiva. Y una de mis preferidas de siempre. Así que, sí... también hoy, A new England.

miércoles, 24 de diciembre de 2014

y el caso es que no tengo sensación navideña para nada... pero es 24 ya, nochebuena

ni turrón hay en casa

en fin, que el tiempo vuela


Música navideña. Pantones son casi grupo de cabecera en el edificio Baxter. Frescura, desparpajo, actitud... ¡y una baterista! (Podrían perfectamente llamarse, en Tierra2, Lupita y sus centauros... ejem.)

lunes, 22 de diciembre de 2014



Pues de señor Aísa es también esta imagen, construída a partir del diseño de cabecera que nos regaló a mí y a ustedes para este blog, y que nos sirve a ambos para felicitarles estas fiestas tan (ejem) entrañables, desearles lo mejor para el año próximo y a ver si acaso... 
Llega el invierno. 



(La imagen, de señor Aísa.)

domingo, 21 de diciembre de 2014

He salido al balcón hace un momento. Para despejar la cabeza. Abajo, en la calle, un hormiguear de gente. Una niña pequeña me ha visto y me ha dicho ¡Hola, señor! La he saludado con la mano, me ha devuelto el saludo.

Cosas que me ponen, sí, de muy buen humor...


Una duendecilla danesa se ha acomodado ahí, entre los libros. Va a pasar estas navidades en el edificio Baxter, Después habrá que buscarle refugio para que duerma los próximos doce meses... (Ya que le gusta el calor del papel y de las historias que contiene, no le faltará acomodo aquí...)


Me apetece mucho ver qué hacen Mark Waid y Fiona Staples con Archie. (Estarán juntos solamente durante los tres primeros números de la nueva cabecera, una noticia que me deja un poco chafado... pero, hey, prefiero que ella siga haciendo Saga...)

Leí con gusto el primer tomo que Panini ha publicado del flamante Silver Surfer que firman Dan Slott y Mike & Laura Allred. Ligero, lleno de guiños, muy divertido y con ese aire entre camp y socarrón que tan bien le va al grafismo de Allred. (La fórmula DrWho de chica con desparpajo que viaja por el cosmos con extraterrestre carismático e ingenuo me parece que puede dar mucho juego aquí.)

sábado, 20 de diciembre de 2014

En la lista de lo mejor del año tengo claro que no se ha editado nada que supere a Ware y su caja... De hecho, dudo que se vaya a publicar nada que esté a la altura en mucho tiempo. Así que en el apartado de mejores títulos de fuera, con uno es suficiente: Fabricar historias.

La cosa se complica en el apartado del producto nacional, porque unos cuantos libros sí que hay... y eso me lo voy a tener que mirar despacio. Igual en unos días...  
Estos días casi navideños estoy pasando mucho tiempo en el edificio Baxter, pero no he leído mucho, la verdad. Cosas.


El otro día les hablaba de la Jot Down dedicada a Italia, y les cuento hoy que sí, que la entrevista con Bud Spencer está bien, y el tipo es una caja de sorpresas, todo un personaje. Y esto viene a cuento porque, con el ejemplar de la revista, venía también Off the record, una curiosa antología que une a historietistas y periodistas en un proyecto común. Hay que decir que el resultado es, claro, irregular, y que las piezas son mejores cuanto más se alejan de la mera ilustración de un texto. A mí me han gustado la de Paco Roca y la de Juan Berrio. También la de Jorge González y la de Marcos Martín. Pero la mejor, la que más he disfrutado, y lo subrayo,  es la de Manel Fontdevila, que ha trabajado sobre un texto de Enric González


En general, el experimento es interesante. Pero, la verdad, esperaba más. (Y la cosa flojea, sobre todo, del lado argumental. En general, ya digo.)


 Música para el fin de semana. Pizzicato5. Cortapega lúdico y estiloso. Esto es POP.

martes, 16 de diciembre de 2014

En la última Jot Down, un número dedicado a Italia, hay entrevistas con Battiato, con Maribel Verdú, con Sorrentino... y con Bud Spencer. Y es esta última la que tengo más ganas de leer. (En las fotos, está hecho un patriarca...)


lunes, 15 de diciembre de 2014

Hacía mucho que no me ocurría lo de estar a punto de pasarme de estación por culpa de una lectura, y con este libro han sido dos veces, al menos. Y eso está muy bien.


No esperen sorpresas argumentales: en todo momento pasa lo que uno espera que pase, no hay nada en él que no sea previsible. Y eso también está bien, por cierto. Porque lo que importa aquí es la calidez del relato, y la habilidad del autor para tratar la naturaleza, el paisaje, esos cielos que no se acaban nunca, de manera intimista. Lo que importa es descubrir las voces de los distintos personajes, asistir a sus encuentros y desencuentros. Amistad, amor, decepción, melancolía. Un poco Beautiful girls, pero sin Natalie Portman.

No decepciona. (Y conste que a mí, ya lo saben, esto de la "alabanza de aldea" nunca me ha llamado la atención...)



Noche cerrada, luna llena. Balas de plata.


Lupita cazadora, con imagen de señor Aísa.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Amanece lloviendo. Ha llovido toda la noche. Ayer llovió todo el día y, en el curro, me pareció ver a Rutu Modan. Creo que ha venido al Expocómic, así que igual sí era ella.

Hoy tiene pinta de no ir a parar, tampoco. 

Paraguas, libro de leer, zapatos de diluvio y a la calle.

Buenos días.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Escuchando las declaraciones que estos últimos días han hecho diferentes bocazas de nuestros gobiernos, me viene a la cabeza ese verso maravilloso de una de las canciones futuristas de El Aviador Dro: Borraremos su sonrisa a martillazos. Pero el sábado amanece gris y muy de diciembre, el fin de semana lo paso entero trabajando y vamos a tener la fiesta en paz...

Cambio de tercio.





Música para el fin de semana. Family son banda de cabecera en el edificio Baxter, y esta una de sus mejores canciones. Muy de sábado, también. Y muy de invierno.

viernes, 12 de diciembre de 2014

(Tengo que acordarme de decirle a toda esa gente que busca en los cubos de basura que hay enfrente del edificio Baxter que tengan más cuidado con lo que dan de comer a sus cachorros, que dice el Presidente de la Comunidad que no hay niños malnutridos y sí un problema de obesidad infantil... y a ver si vamos a saber más nosotros que él, que es quien manda...)

miércoles, 10 de diciembre de 2014

No sorprende en absoluto que Yo, asesino, la obra de Altarriba y Keko, haya ganado el Gran Premio de la Crítica en Francia. Es un libro tremendo, muy sólido, y tiene un buen puñado de elementos que lo "afrancesan", además.

A mí me ha gustado mucho. No es momento, ya, de hablar de las bondades del arte de Keko, oscuro y afilado como una navaja: aquí esculpe las sombras como nunca, y el hallazgo del bitono rojo sangre, tan austero, vale ya por sí mismo un premio. No es momento, tampoco, de hablar de un guión férreo que sabe ser localista sin disonancias, que utiliza bien las citas y los guiños, que se desnuda de retórica y va muy al grano, y eso que la tentación es grande. Todo eso se ha dicho ya, son cosas que se seguirán diciendo. 


Me ha gustado mucho, y por eso me ha molestado encontrarme con un par de recursos que son puro cliché, en el peor sentido: ese personaje femenino que aparece al principio y del que perdemos la pista hasta casi el final, y que es una mera caricatura, una excusa para introducir una escena de sexo que no sé si viene al caso, y esa otra mujer que resuelve su conflicto matrimonial y personal echándose una novia... Altarriba, en Yo, asesino, construye personajes a los que se supone más espesor del que de verdad muestran, y eso es un recurso muy de género que al tono del libro, tan frío, tan abstracto, le va más que bien, y que él utiliza, en general, con muy buen pulso; por eso me molesta esa chabacanería.

Por lo demás, muy bien. Uno de los libros del año, eso seguro. Con merecimiento.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Para hacer una película, o para contar una historia, solo hacen falta dos cosas: una chica y una pistola. Dicen que algo así decía Godard. Hoy, para sugerir cien posibles historias, a señor Aísa le ha bastado con una maleta roja.


Una chica y una maleta, para qué más.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Música para el (largo) fin de semana. Bola extra, que son tres días tres: Jonathan, y no hay más que hablar. Be happy.
El frío se nos ha echado encima de golpe, como cuando se rompe un cristal: crack. El cielo está azul. 

Otra vez resfriado.

A la palmera que comparte el despacho aquí, a mi lado, le está saliendo otra rama.



Desde mi privilegiada atalaya del Marco Incomparable me siento a menudo un poco como el Vigilante, ese personaje de Marvel de cabeza grande y discurso engolado cuya misión era observar y documentar el devenir de la especie humana. Y miro y veo cosas. Y me ha llamado la atención, no sin alarma, que cada vez hay más jovencitos que visten pantalones elásticos bien apretados y arremangaditos para enseñar los tobillos, sin calcetines... Y me pregunto: ¿POR QUÉ?

sábado, 6 de diciembre de 2014


Música para el (largo) fin de semana. La Ruleta China son Fernando Márquez "el Zurdo", Charlie Mysterio y Clara Collantes. Prometen disco para el primer tercio del año próximo.

viernes, 5 de diciembre de 2014

Después de mucho tiempo con Ware y su caja de maravillas, ya solamente me quedan las secciones de la abeja. Y, la verdad... me dan mucha pereza. 

A ver si antes de que acabe el año...

lunes, 1 de diciembre de 2014

Lupitas y centauros cumple tres años, tres. 161 entradas, 161 Lupitas, 161 pequeñas historias.


(Con imagen apache de señor AÍSA: de las suyas, por cierto, la que hace la 141. Un vértigo.)


Con ganas de más, todavía. Nos quedan ánimo, ideas y combustible.

domingo, 30 de noviembre de 2014

jueves, 27 de noviembre de 2014

miércoles, 26 de noviembre de 2014

(Y esta es la noticia que me pone de buen humor para todo el miércoles...)



Discurso de Ursula K. LeGuin - National Book Awards 2014 from Fantífica on Vimeo.



Esta mujer, Ursula K. LeGuin, ha escrito algunos de los relatos, algunas de las novelas, que más me gustaron, que más me impactaron. Con ella crecí como lector, y no solo como lector. Me encanta saber que sigue en activo, y comprobar que continúa tan lúcida como siempre.

Este vídeo recoge su intervención en la entrega de los recientes National Book Awards, donde recibió uno de los premios de manos del señor Gaiman. (Si no aparecen subtítulos, se pueden activar.)

lunes, 24 de noviembre de 2014

Leo que hay un borrador de proyecto de Real Decreto en el que se dice que los profesores de filosofía tendrán que impartir un algo llamado Iniciación a la Actividad Emprendedora, y casi me da la risa floja.

Yo no sé bien para qué sirve un filósofo, eso que quede bien claro. Sí sé para qué debería servir un profesor de Filosofía: enseñar a pensar, dicho mal, pronto y en populista. Y no me cuadra en absoluto, se mire como se mire, esa hipotética nueva tarea de iniciar a futuros, incipientes empresarios. Es más: la idea me parece asquerosa.
Un internado venerable y de arquitectura vehemente. El bosque alrededor, oscuro, inquietante.

Una Lupita adolescente a punto de descubrir cosas antiguas y terribles que aún acechan en el límite de sombra, allá donde lo real y lo imposible se mezclan.


(La imagen, tan gótica, la firma señor AÍSA.)

domingo, 23 de noviembre de 2014

En general, el día fue bien. Gente amable, en su mayoría. Una señora que me ha contado que su marido se ha quedado en casa y es más joven que ella, aunque no se nota tanto porque él es calvo, y que se ha despedido piropeándome. Un niño hiperactivo y superdotado que llevaba ya sesentaytantas visitas al museo y lo conoce mejor que yo, y no me ha pillado en un renuncio por pura suerte. Muchas chicas muy guapas, Lupitas en potencia.

Y noviembre que se escapa ya...


sábado, 22 de noviembre de 2014



 Música para el fin de semana. Kim Deal estuvo en Pixies y fundó después The Breeders y The Amps. Creo que está todo dicho...

viernes, 21 de noviembre de 2014

Cosas que encuentro, a veces por casualidad, y que pasan de ser encuentro a ser descubrimiento. 

Por ejemplo, el nuevo juego semanal que Sfer, siempre inquieta e inventiva, propone desde Pásame otra gamba

Por ejemplo, el sitio de Pintiparada, que da para mucho tiempo de lecturas y relecturas.

Cosas que descubro, ya digo, y que me gusta compartir.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Me gusta mucho lo que dice Señor Ausente en su colaboración de ayer para El Butano Popular: "Hoy los lectores de tebeos viajamos en naves espaciales, visitando otros planetas."

Yo estos días continúo viaje en la astronave Ware, y tengo una tripulación inmejorable: Keko y Altarriba, Fraction, Chaykin, Pulido, Álvaro Ortiz, Ken Niimura, Sfar y Greg.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Hay veces que, desde el espejo, nos devuelve la mirada alguien a quien nos cuesta reconocer, porque el tiempo pasa y tardamos en darnos cuenta y tiene que venir ese alguien del otro lado a recordárnoslo... También a Lupita le ocurre de cuando en cuando, encontrarse y no reconocerse...


(La imagen es de señor Aísa, que ya daba pistas, sin saberlo, hace unos días en su blog.)

sábado, 15 de noviembre de 2014



Música para el fin de semana. Mogwai. Cosas así vienen sonando en el edificio Baxter estos días...

viernes, 14 de noviembre de 2014

Contra todo pronóstico, la mañana está azul y radiante.

Estos días he estado un poco en off por motivos hospitalarios familiares, pero la cosa se ha solucionado con bien y volvemos a remontar vuelo.


Mientras tanto, cabalgamos a lomos de cometas... ¡Tremendo!

domingo, 9 de noviembre de 2014

Se celebran estos días los 25 años de la caída del Muro. Moneando por la red, he encontrado esta entrada en Smithsonian.com en la que puede verse un puñado de fotografías de ese día, todas muy tremendas. 

He leído esta mañana no recuerdo ya dónde (a estas horas vuelo en piloto automático) un recordatorio que viene al caso: el Muro no se cayó solo, hubo que echarlo abajo.

No, por nada.

Bon dia.

La foto es de Alexandra Avakian.

sábado, 8 de noviembre de 2014



Música para el fin de semana. La Villana es el nuevo juguete musical de Natalia Quintanal, cantante de Nosoträsh. Y no hay más que decir...

(Edita Discos La Fórmula.)

viernes, 7 de noviembre de 2014

Matices.

Quiero decir, en Ware me ha interesado (y mucho) lo técnico, el despliegue narrativo, la belleza de lo que se ve y de lo que se lee (que, en historieta, es un todo, o debería serlo). En ocasiones, todo eso es tan abrumador, tan rompedor y deslumbrante, que lo que ocurre con los personajes, el componente emocional (que, cuando se habla de ficción, también cuenta), se diluye.

Eso no ocurre en Building Stories. O no me ocurre a mí ahora, mientras lo leo.




Me gustan mucho las portadas que firma Chris Ware para The New Yorker. (Esta última, por ejemplo, que trata de la paranoia sanitaria provocada por la crisis del ébola...)

De Ware estoy leyendo ahora (o tendría que decir, más bien, todavía, después de un parón de varios meses) Building Stories, y tengo que decir que la experiencia es apasionante. Nunca me había gustado tanto su trabajo, nunca como ahora había conseguido interesarme por los personajes y su peripecia. El concepto novela gráfica parece pensado y hecho a medida para este libro. 

Queda la pregunta, vista la progresión de su carrera: ¿con qué nos sorprenderá después este hombre?

miércoles, 5 de noviembre de 2014



Esto tan bonito es el cartel que Bill Watterson ha hecho para la próxima edición del Festival de Angoulême, y si pinchan aquí pueden leer una brevísima entrevista con él. 

Leer las tiras de Calvin y Hobbes hace que cualquier día sea un buen día, esto es bien sabido. Y ver esto me ha puesto, hoy, de muy buen humor.

martes, 4 de noviembre de 2014

Ha pasado un huracán esta noche, y ha dejado el balcón del edificio Baxter hecho un desastre... ¿Esto era el otoño? Es que ya no me acuerdo, pero igual no, ¿no? ¿O sí?

lunes, 3 de noviembre de 2014

Leo al maestro Ausente hoy en El Butano POPular, y me acuerdo de que ayer, de camino al trabajo, terminé de leer (y gozar) su Mataré a vuestros muertos, ese breve e intenso pulp de quinquis y tentáculos (son sus palabras, y a mí me parecen afortunadas) que le ha publicado la gente de Prosa Inmortal; una novelita en la que cada párrafo demuestra lo bien que el autor se lo pasó escribiéndola, y que además transmite esa diversión al lector. Me acuerdo también de que el señor Ausente propone, desde su blog, una banda sonora para acompañar la lectura del libro, y en ella están los Desechables, que me parece que se ajustan maravillosamente: ese tambor de ultratumba, el chirrido infernal de la guitarra... Cuando marché a la mili (porque yo soy de esos tiempos en los que la mili había que hacerla) llevaba conmigo unas cassettes (y esto también data el recuerdo) de Décima Víctima, de Joy Division y, precisamente, de Desechables, una maqueta que sonaba a infierno y a lata y que alguien me robó nada más llegar al cuartel. (Cabrones...)


Me gustó mucho Mentiré si es necesario, desde el mismo título, y me ha gustado mucho, por razones diferentes, Mataré a vuestros muertos. Con Absence tengo, además, buena relación y un poquito de deuda moral, que me echó una mano durante las primeras semanas de Flora y Fauna en toda la parte técnica. (Blogger, entonces, era un poco menos para torpes que ahora, y había cosas para las que había que meter código en la plantilla y eso). Por no hablar de la admiración que desde esta casa se le profesa como activista y conocedor de todo lo que de gozoso tiene la cultura popular.

Hoy, que parece que el invierno se ha espabilado y se ha merendado lo que quedaba de otoño en dos dentelladas, lo dejo todo aquí dicho, no sea que, entre unas cosas y otras, y con esta cabeza mía, se me olvide hacerlo, y eso sí que no...
Bajo un cielo que es del color de un televisor (analógico) sintonizado en un canal sin señal, Lupita cartografía paisajes arrasados por el átomo, cinco décadas de explosiones nucleares controladas. 


domingo, 2 de noviembre de 2014

51

No digo más.

El superheroísmo va a tener que ser slow-motion a partir de ahora. (Que además se nos ha echado el invierno encima de golpe y a chorros.)

Presents: Gojira y The lost cause, del amigo Gabi (compañero enmascarado)



sábado, 1 de noviembre de 2014


Música para el fin de semana. El verano tardío empieza a decir adiós, dicen... Para levantar ánimos, Throwing Muses. Not too soon. Es lo que viene sonando estos últimos días en el edificio Baxter.

jueves, 30 de octubre de 2014

Me gusta ver a los gorriones que se pasean con descaro a todo lo largo del balcón mientras, cada mañana, miro el correo, trasteo, me doy una vuelta por la Red a ver si el país se ha terminado de hundir.

En la calle, mientras paseo o de camino a comprar o al trabajo, en el metro o en el tren, me gusta fijarme en la gente, cazo al vuelo frases, conversaciones a trocitos que luego, a veces, reconstruyo en mi cabeza y a mi aire. Y me quedo con detalles, un flequillo, las uñas muy cortas y pintadas de naranja de esa chica que lía un cigarrillo, el dibujo de una camiseta. Lo hago sin pensar, casi en automático.

Le doy vueltas a las cosas.

(El dibujo es de Jon McNaught y no viene muy a cuento, pero me gusta mucho...)



sábado, 25 de octubre de 2014

martes, 21 de octubre de 2014

El nuevo libro de Luis Bustos, que se titula Versus, está editado por Entrecomics Comics, y eso ya supone una declaración de principios, que se resume en su condición de objeto (formato inusual, cuidado exquisito en los detalles de producción) y en la libertad con que su autor ha trabajado.


Versus adapta un relato de Jack London (que no sé por qué no aparece en créditos), y es, sobre todo, un ejercicio de estilo. Hay mucha fuerza en sus páginas, abundantes guiños y referencias (veo a Kirby, claro, pero también a Kurtzman, e incluso a Rubín). El trabajo de composición de página es dinámico, expresionista y muy eficaz. Bustos juega también con los recursos tipográficos (onomatopeyas, rotulación), integrándolos en la viñeta de manera narrativa y tremendamente plástica. Todo esto, lo espectacular de la puesta en escena del combate, distrae de lo que, para mí, sería el corazón de la cosa, la motivación del protagonista: esa familia que no ha podido cenar para que lo hiciera él y así pudiera tener una oportunidad en el ring; el hambre, la necesidad, el desamparo; el fracaso. (Pero es cosa mía, me parece.) 

Leí lo nuevo de Gipi con muchas ganas, y me jode decirlo, pero me dejó frío. Tengo la sensación de que faltan cosas. No veo cómo se hilan las dos historias, y entiendo que esa relación es fundamental, porque del dramatismo de una depende, en gran parte, el derrumbe emocional en que se centra la otra.

Gipi es Gipi, y en lo gráfico (que también importa, y no poco) se sobra como él sabe sobrarse, y está la acuarela milagrosa, y está ese trazo desnudo y nervioso, tan expresivo. Pero es que no.

lunes, 20 de octubre de 2014

domingo, 19 de octubre de 2014

Mi principal problema con la gente de Podemos es que desconfío de quien está seguro de todo, y sus portavoces son todos personas TAN seguras, TAN sin dudas, que me echo a temblar...

(Con independencia de lo demás: que sí, que hay que cambiar, que toca derribar viejas estructuras, que hay que airear el escenario, dejar que entre la luz del sol... Que qué bien hablan, qué hermosas imágenes utilizan, eso de ganar el cielo al asalto y tal... PERO.)

Y puede que les vote, con el tiempo y en función de lo que vayan cuajando en su discurso de aquí a unos meses. Sin embargo, hoy, y pese al entusiasmo que sí saben contagiar, no me fío.

Es lo que hay.

sábado, 18 de octubre de 2014



Música para el fin de semana. La audaz muchachada de Podemos celebra hoy y mañana su Asamblea Ciudadana aquí mismo, enfrente del edificio Baxter. Así que Billy Bragg: ustedes saben ya de sobra que es muy querido en esta casa...

miércoles, 15 de octubre de 2014



Gracias a la oferta "factory" de Fulgencio Pimentel, he recuperado estos días un par de títulos de Michel Rabagliati (que, de hecho, había leído hace ya  mucho, mucho tiempo). Y bien. Se le ven los hilos mucho, y en buena parte resulta todo muy previsible, pero en general la lectura es satisfactoria. Ahora tengo curiosidad por saber cómo ha evolucionado el autor en sus libros más recientes... 

(Esto es un no acabar nunca...)

martes, 14 de octubre de 2014



Mi amiga Rita me regala enlace a esta cubierta que firma Tom Gauld para The New Yorker... Y yo, como cinturón negro de tsundoku, la comparto aquí.

sábado, 11 de octubre de 2014

viernes, 10 de octubre de 2014

Qué cuesta arriba se hace ser superhéroe cuando llueve. Patrullar con los pies mojados es un asco...

(Por lo demás, el balcón ha amanecido hoy como un naufragio de novela antigua...)

jueves, 9 de octubre de 2014




Y para estas cosas sirve el invento del crowdfunding: cosas bonitas y hechas con cariño, en el buzón de casa.


(Isla espumillón. Un capricho de Jimina Sabadú.)

martes, 7 de octubre de 2014

Aquí somos butaneros a muerte, así que sobra decir que todos los días nos asomamos ahí, a ver qué se cuece... y, hoy, lo que Grace Morales cuece es una cosa maravillosa.

lunes, 6 de octubre de 2014

La otra buena noticia del día: Twin Peaks; Lynch & Frost; 2016.


Esta mañana he aprendido una nueva palabra japonesa: tsundoku, que se refiere a los libros nuevos sin leer que se van amontonando en cualquier parte.

Ejem. 
La buena noticia del día: Pérez Andújar regresa a El butano pOpular.
Antes de cada patrulla, antes de enfrentarse a supervillanos y amenazas cósmicas, a Lupita le gusta pasear, fijarse en la vida, en todo eso que pasa en cada portal, en cada esquina...


(La imagen es de señor AÍSA.)

domingo, 5 de octubre de 2014

Sesión de tarde. 

God help the girl, el capricho de Stuart Murdoch, que es el señor que corta el bacalao en Belle & Sebastian. Una película que me ha hecho pensar en Hal Hartley y que, para bien y para mal, admite como ninguna otra la calificación de bo-ni-ta. (A mí me ha gustado, sí... y, como alguien ha dicho, hace veinte años lo hubiera petado en los cines de VO.) ¿Lo mejor?: de eso no hay duda... las canciones.

We are the best, que cuenta la historia de tres chavalas de trece años, suecas, que en los primeros años ochenta hacen lo que a los trece años hay que hacer: montar una banda punk. Una banda que, por supuesto, es la mejor del mundo. Unas actrices maravillosas y un retrato cercano y creíble de lo que debe ser tener trece años... (yo, al menos, en mi desmemoria, me lo imagino así). Una joya.

Hace ya un mes, y me acuerdo de ella cada día. Pero la vida pasa, los días vienen uno detrás de otro y la nuevas rutinas se van instalando. Y todo está bien, de todo me alegro: del recuerdo y de la adaptación. Todo viene al caso.

Hoy hace sol, el cielo está muy azul. Hay, para comer, salmón a la plancha (que a ella le gustaba mucho). Y una ensaladita bien historiada que estoy preparando entre sorbo y sorbo de cerveza. Papeles, historias: que si testamentos, que si a ver qué se hace con esto o con lo otro. Minucias. Interferencias.

Y esta tarde, alguna peli para dejar pasar las horas y distraer las cabezas, que van en vuelo libre y claro...

Todo en orden, todo bien.

Mañana será otro día.

sábado, 4 de octubre de 2014

Cosas que no entiendo (o igual sí, pero prefiero callarme): por ejemplo, aquí Landero habla de sus libros y de su vida y de sus recuerdos y de sus afanes, que son literarios, pero el titular es "Lo de Cataluña no hay quien lo pare", una frase que ni siquiera aparece en el cuerpo de la entrevista. 

A ver, ¿de qué va esto?

Música para el fin de semana: Sonic Youth. Grandes. 

Lo que más me ha gustado de La caja de las palabras es comprobar lo mucho y bien que ha crecido Eva Vázquez como ilustradora, y cómo se trae todo el bagaje de su trabajo en prensa (ese particular lenguaje propio que se ha ido construyendo estos años) y lo adapta para poner en imágenes un texto de Mar Benegas que, leído en frío, a uno se le antoja muy poco visual, pero rico en sugerencias. El resultado final es poético y de mucho gozo, y a mí me ha hecho sonreír un buen rato, que no es poco.

viernes, 3 de octubre de 2014

Termino de leer El balcón en invierno, de Luis Landero, y salgo a mi balcón y miro a la gente que viene y va, ese hormigueo bullicioso de minucias cotidianas de cada mañana que tan a cuento viene...

 Desde que leí Juegos de la edad tardía no había disfrutado tanto con Landero (por razones distintas, eso sí).


miércoles, 1 de octubre de 2014

sábado, 27 de septiembre de 2014


Música para el fin de semana: AC/DC anuncian gira nueva, y desvelan la enfermedad de su guitarrista... No sé si es la mejor, pero esta es la versión que más me gusta de las que se pueden encontrar de su Back in black.
Parece que la mañana va a ser de sol. Yo aquí, con los pies un poco fríos, ando negociando con el primer catarro de la temporada, a ver si acaso.

Sábado.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Me entero de la muerte de Adelaida García Morales y me acuerdo de El sur y de El silencio de las sirenas, que me gustaron mucho entonces, hace ya tantos años. Dejé de leerla antes de que ella dejara de publicar: sus libros se me fueron haciendo áridos y, también, reiterativos... me parecían ya leídos antes. Es algo que me ocurre con muchos creadores; qué sé yo, igual es que, en efecto, llega un momento en que empiezas a escribir una y otra vez el mismo libro. 

Hoy, ya digo, me acuerdo de lo mucho que me gustaron esos primeros títulos, que leí al mismo tiempo que leía los primeros relatos de Cristina Fernández Cubas... De alguna manera, para mí, las dos iban de la mano entonces. Y las dos, para mí, fueron importantes.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Leyendo lo último de Luis Landero, y muy bien. 

Me gusta mucho lo que escribe este hombre... y cómo lo escribe.

Muy fan.
Gafas nuevas (que ya, de cerca, venía viendo regular): ahora, leer a Ware no me provocará dolor de cabeza.

Ventanas nuevas: la casa parece un campo de batalla hoy, que cualquiera diría que la obra la ha hecho Blastaar, pero bien, menos ruidos nocturnos, menos filtraciones de frío y de radiaciones de la Zona Negativa.

Nos vamos regenerando, en fin.

martes, 23 de septiembre de 2014

¿Se acuerdan de Adventures with the wife in space? Terminé ayer mismo de leerlo, y lo que les conté que intuía se ha confirmado: ligero, MUY divertido y lleno de guiños. No es un libro sobre Doctor Who, en realidad; más bien habla de la relación del narrador con la serie a lo largo de los años y, sobre todo, de su relación con "the wife", su esposa. Todo contado con ese humor british que hace que la vida sea más fácil (o, en todo caso, que lo parezca, en fin).

Bien, muy bien.

sábado, 20 de septiembre de 2014

jueves, 18 de septiembre de 2014

Me da mucha envidia lo que hoy está pasando en Escocia. Sobre todo, por cómo está ocurriendo: normalidad, diálogo... La gente vota, la gente opina, la gente habla, la gente decide, pero nadie impone, nadie amenaza, nadie excluye. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Avance de temporada: se adelanta el otoño unos días y veo llover desde el balcón. 

La primera lluvia después del verano tiene siempre un olor muy particular, y provoca, además, algo así como euforia, una alegría que no se sabe bien de dónde viene...  

lunes, 15 de septiembre de 2014



(Con imagen de señor AÍSA.)
Hoy me ha puesto de buen humor ya desde muy temprano la noticia de que El butano popular, en su nueva temporada, cuenta nada menos que con Pilar Pedraza, que entrega este lunes el prólogo de su serial. (De ella, por cierto, anda por aquí su último libro, bien arriba en la pila de pendientes: Brujas, sapos y aquelarres. La ilustración de portada, maravillosa, es del amigo Olivares.)


domingo, 14 de septiembre de 2014

En el trabajo, ayer, en el comedor, un par de chavales, contratados temporales, hablaban de la próxima película de Batman y Superman, y de si estaba más o menos claro que Batman le iba a dar a Superman hasta en el carnet de identidad. Charlaban en una burbuja impermeable, ajenos a los demás.

Y me acordé. Cuando empecé a trabajar en el Marco Incomparable, allá por los años 80 del pasado siglo, éramos un puñado de chavales también (algunos no tanto, pero en fin), y los demás compañeros, los fijos, eran como Grandes Antiguos, astronautas veteranos, lobos de mar que contaban cosas de tiempos heroicos, relatos casi míticos. No era fácil entablar relación con ellos, al principio. Estaban en otra cosa, y nosotros tendíamos, claro, a hacer piña. El tiempo limó las aristas y borró las fronteras, y hoy me descubro a mí mismo como uno de esos cosmonautas maduros y con muchos alunizajes detrás, uno de esos Grandes Antiguos que habla de aquella exposición para la que la gente hacía noche en la puerta, o de ese director que dijo esto o hizo aquello, o del tipo que se vino con una pistola de fogueo a currar... Y ahí están los chavales (y no tanto) nuevos, haciendo su piña, escuchándonos como de lejos, muy a su aire. (Y dilucidando si es más fuerte Superman que Batman o a la viceversa, madre mía... Galactus, llévame pronto.)

No sé. Cosas que se me ocurren, de pronto. Y que me hacen gracia.


sábado, 13 de septiembre de 2014

Yo La Tengo. Música para el fin de semana.

Gracias al amigo Jordi he descubierto esto, y el otro día recibí el libro, que tiene pinta de leerse en un suspiro y con regocijo: justo lo que uno espera de un invento así, y justo lo que estos primeros días de septiembre están pidiendo a gritos. En unos días les cuento...

viernes, 12 de septiembre de 2014

Hay por aquí un montón de cosas por leer, y otro montón de cosas ya leídas, o leídas a medias. Todo esto es un desastre.

Por ejemplo, he estado leyendo este libro de Emily Carroll, que me ha gustado mucho porque son cuentos de miedo de aire muy clásico, muy de chimenea, pero resueltos con una libertad formal y un desparpajo de color que me han sorprendido mucho. Me recuerda un poco a Richard Sala... pero con gracia.

Y he leído Lo primero que me viene a la mente, de Juaco Vizuete, que juega con un formato poco habitual y cuaja una historia de corte autobiográfico bien planteada y con un cierto aire (me ha parecido) a El Víbora de los años 90, lo cual está muy bien, la verdad.

Y ahí estamos, a ver si va bajando la altura de la pila de pendientes antes de que se derrumbe.
Despacito. Ahí vamos.


martes, 9 de septiembre de 2014

"Ya es de noche: duerme bien." Se lo decía siempre después de acostarla. Y cada mañana, para levantarla: "Ya es de día, hay que desayunar." No consigo acordarme de si se lo dije el domingo al meterla en la cama... Sí sé que se lo dije después, en el tanatorio: diez o cien veces... Las horas son muy largas.

Me gusta pensar que su cabeza viajaba hacia atrás en el tiempo, y que en estos años nos ha regalado su niñez. Se reía, desde luego, como una niña. Y se reía mucho, también con los ojos. 

Como ya no podía hilarlas, se inventaba las palabras.


Ahora quedan los días malos de vacío, y después habrá que reajustar tiempos, gestionar nuevos ritmos aquí, en el edificio Baxter.