miércoles, 29 de julio de 2015

Señor AÍSA viaja conmigo desde hace tanto tiempo que ni sé dar una fecha. A veces, nos entendemos sin hablar, como las parejas de las películas. 

Lupita, sin él, no sería Lupita. Y seguramente no seguiría viva.

Antes o después, lo va a petar. (Y, si no, al tiempo.)

Aquí, un puñado de razones.











lunes, 27 de julio de 2015

Atrapada en el hielo, Lupita mira por la ventana y se pregunta cuándo pasará el largo verano de fuego que arrasa las calles. Crujen las vigas de madera, el aullido de los lobos la mantiene alerta cada noche, mientras alimenta el fuego con los últimos muebles.



(Con imagen gélida de señor AÍSA, que pastorea osos polares en su retiro.)

sábado, 25 de julio de 2015





Música para el fin de semana. El pasado sábado, mientras yo deambulaba por Gijón y su Semana Negra, en Madriz se celebraba un homenaje a las Vainica Doble en el que participaba gente tan de casa como Pauline en la playa o Parade. 

Por lo demás, corre a estas horas un aire que da gusto abrir las ventanas y salir al balcón.

Buenos días.

miércoles, 22 de julio de 2015

martes, 21 de julio de 2015

Estuve en Gijón la semana pasada, en la Semana Negra, que celebró su edición 28. Como siempre, muy bien.


Visita obligada ahí arriba. 
Al fondo, Marco Navas y Luis Alberto de Cuenca charlaban sobre héroes de papel: mitologías y cultura popular, ya se hacen una idea. (En primer término, la nuca de Gallardo.)
Desde la otra punta de la playa de San Lorenzo.
Gallardo y Marco Navas hablan de María. De los dos libros del primero, pero sobre todo de María.
Cada mañana, cinco minutos de paseíto hasta el mar. Después, a vagabundear por la ciudad.
De izquierda a derecha, Altarriba, Pepe Gálvez, Yexus y Keko hablan de Yo, asesino
Igual me pongo un poco pesado, pero es que el mar...
Tremenda tertulia a tres bandas: Ángel de la Calle, Paco Ignacio Taibó y Juan Carlos Monedero. Hablaron de Corto Maltés, y hablaron también de un buen puñado de cosas más. Mucho público, muy respetuoso y entregado. (Y sí: Monedero cantó en cuanto que vio el micrófono...)
Si a esto lo llamo "escalera al cielo" hasta a mí me va a parecer el colmo de lo obvio... así que ni hablar.

lunes, 20 de julio de 2015

Tras el paréntesis, vuelta a Madriz. También al calor.

Y a Lupita.

Hoy, una Lupita tatuada y con guiño. Porque es verano, y la piel se ha convertido en un elemento más del paisaje. (Un paisaje, por cierto, lleno de historias.)


Por lo demás, señor AÍSA cumple con la elegancia ensoñadora a que nos tiene acostumbrados.

martes, 14 de julio de 2015



Pues eso.
Por aquí uno tiene la sensación de que Galactus ha encendido la parrilla y cualquier día se nos merienda a bocados, bien regaditos con cerveza fría de Andrómeda.

Mientras tanto, en la zona fresquita del sistema solar, New Horizons se acerca a Plutón con todos los sensores en marcha. 

Y en la Tierra, en Europa, los Gigantes de Hielo están acabando de rematar a los griegos: dejarán ahora que se maceren en su propia sangre y no tardarán mucho en ir comiéndoselos uno a uno...

lunes, 13 de julio de 2015

El calor se agazapa en cada rincón de la casa y las noches son largas y pegajosas. Amanece y las tazas están calientes en la alacena. Por la tarde, el aire hierve. En casa, uno se hace fuerte pegado al ventilador, pero no hay manera.

Lupita lo vive de otra manera. Es cosa de actitud, a lo mejor.

Piernas largas, cerveza fría, libros por leer: summertime.


La imagen es de señor AÍSA, que con estas cosas le gusta recrearse...

sábado, 11 de julio de 2015

Jason se ha hecho una reputación gracias a su sobriedad y a la inteligencia con que reutiliza todo un arsenal de referencias culturales, con énfasis en el apartado de lo pop. Sus últimos trabajos, sin embargo, pecaban quizá de reiterativos, y dejaban una sensación a ya visto un poco decepcionante.

Algo así vuelve a ocurrir en El loro de Frida Kahlo, su libro más reciente (editado de manera impecable, como siempre, por Astiberri). Se trata de un puñado de historias cortas que van de lo críptico al guiño más irreverente (esos Vladimir y Estragón esperando a Bardot). Entre ellas destaca como un relámpago Nada, que cierra el volumen: catorce páginas terribles y bellas en las que Jason construye una metáfora estremecedora sobre el alzheimer con poquísimos elementos y una idea central feliz, por su carga poética y por su eficacia.


Así que  bien, a pesar de todo. El libro se lee con una sonrisa de complicidad a veces demasiado fácil, y al final deslumbra.
  


Música para el fin de semana. Pauline en la playa interpretan una canción de La buena vida. No se me ocurre mejor manera de empezar un sábado perezoso de julio... excepto con doblete: me gusta mucho esta canción de su primer disco: Titubeas, se llama.




 Por lo demás, bien. Acalorado, ya saben... pero bien. En modo cuenta atrás.

viernes, 10 de julio de 2015

Hoy es Viernes Negro:se pone en marcha la Semana Negra de Gijón. El Tren Negro está ya camino de Asturias, lleno de escritores, periodistas, ilustradores...

(La semana próxima nos acercaremos por allí. Mar, buena comida, buenos amigos: el mejor plan.) 


Aquí, noticias al respecto y el programa. También desde aquí se puede ir descargando a diario el A Quemarropa.

A ver si con esto se me olvida un poquito la calor...

jueves, 9 de julio de 2015

Yo es que el verano lo llevo regular, casi siempre. Y estos últimos días de calor, la verdad... me siento más ameba que otra cosa.


lunes, 6 de julio de 2015

Futuros furiosos, sueños febriles: después de la guerra, después de la catástrofe, siempre después.

Travesía del desierto, huída hacia delante.


(La imagen la firma señor AÍSA, postapocalíptico.)

domingo, 5 de julio de 2015

Días tranquilos en el edificio Baxter.

Procuro, después de regar las plantas del balcón, dejar algunos de los platos rebosantes de agua. Los gorriones del barrio acuden a refrescarse y beber, y ver cómo vienen ya a tiro hecho y se pasean tan panchos, vigilantes siempre por si acaso, me ayuda a mantener el buen humor, una cosa que el puto calor hace difícil.

Por lo demás, echo mucho de menos pasar frío.

sábado, 4 de julio de 2015



Música para el cálido (ejem) fin de semana: Yo La Tengo, en su versión más luminosa. (Para otro día queda la tormenta eléctrica.)

Poco más. 


miércoles, 1 de julio de 2015

Este calor me mata.

Salgo a la calle y, como soy así y a todo le tengo que buscar su literatura, el aire recalentado y espeso me hace pensar en esa novela de Ballard, El mundo sumergido...

Las noches toledanas se prolongan en días zombis...