sábado, 27 de septiembre de 2014


Música para el fin de semana: AC/DC anuncian gira nueva, y desvelan la enfermedad de su guitarrista... No sé si es la mejor, pero esta es la versión que más me gusta de las que se pueden encontrar de su Back in black.
Parece que la mañana va a ser de sol. Yo aquí, con los pies un poco fríos, ando negociando con el primer catarro de la temporada, a ver si acaso.

Sábado.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Me entero de la muerte de Adelaida García Morales y me acuerdo de El sur y de El silencio de las sirenas, que me gustaron mucho entonces, hace ya tantos años. Dejé de leerla antes de que ella dejara de publicar: sus libros se me fueron haciendo áridos y, también, reiterativos... me parecían ya leídos antes. Es algo que me ocurre con muchos creadores; qué sé yo, igual es que, en efecto, llega un momento en que empiezas a escribir una y otra vez el mismo libro. 

Hoy, ya digo, me acuerdo de lo mucho que me gustaron esos primeros títulos, que leí al mismo tiempo que leía los primeros relatos de Cristina Fernández Cubas... De alguna manera, para mí, las dos iban de la mano entonces. Y las dos, para mí, fueron importantes.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Leyendo lo último de Luis Landero, y muy bien. 

Me gusta mucho lo que escribe este hombre... y cómo lo escribe.

Muy fan.
Gafas nuevas (que ya, de cerca, venía viendo regular): ahora, leer a Ware no me provocará dolor de cabeza.

Ventanas nuevas: la casa parece un campo de batalla hoy, que cualquiera diría que la obra la ha hecho Blastaar, pero bien, menos ruidos nocturnos, menos filtraciones de frío y de radiaciones de la Zona Negativa.

Nos vamos regenerando, en fin.

martes, 23 de septiembre de 2014

¿Se acuerdan de Adventures with the wife in space? Terminé ayer mismo de leerlo, y lo que les conté que intuía se ha confirmado: ligero, MUY divertido y lleno de guiños. No es un libro sobre Doctor Who, en realidad; más bien habla de la relación del narrador con la serie a lo largo de los años y, sobre todo, de su relación con "the wife", su esposa. Todo contado con ese humor british que hace que la vida sea más fácil (o, en todo caso, que lo parezca, en fin).

Bien, muy bien.

sábado, 20 de septiembre de 2014

jueves, 18 de septiembre de 2014

Me da mucha envidia lo que hoy está pasando en Escocia. Sobre todo, por cómo está ocurriendo: normalidad, diálogo... La gente vota, la gente opina, la gente habla, la gente decide, pero nadie impone, nadie amenaza, nadie excluye. 

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Avance de temporada: se adelanta el otoño unos días y veo llover desde el balcón. 

La primera lluvia después del verano tiene siempre un olor muy particular, y provoca, además, algo así como euforia, una alegría que no se sabe bien de dónde viene...  

lunes, 15 de septiembre de 2014



(Con imagen de señor AÍSA.)
Hoy me ha puesto de buen humor ya desde muy temprano la noticia de que El butano popular, en su nueva temporada, cuenta nada menos que con Pilar Pedraza, que entrega este lunes el prólogo de su serial. (De ella, por cierto, anda por aquí su último libro, bien arriba en la pila de pendientes: Brujas, sapos y aquelarres. La ilustración de portada, maravillosa, es del amigo Olivares.)


domingo, 14 de septiembre de 2014

En el trabajo, ayer, en el comedor, un par de chavales, contratados temporales, hablaban de la próxima película de Batman y Superman, y de si estaba más o menos claro que Batman le iba a dar a Superman hasta en el carnet de identidad. Charlaban en una burbuja impermeable, ajenos a los demás.

Y me acordé. Cuando empecé a trabajar en el Marco Incomparable, allá por los años 80 del pasado siglo, éramos un puñado de chavales también (algunos no tanto, pero en fin), y los demás compañeros, los fijos, eran como Grandes Antiguos, astronautas veteranos, lobos de mar que contaban cosas de tiempos heroicos, relatos casi míticos. No era fácil entablar relación con ellos, al principio. Estaban en otra cosa, y nosotros tendíamos, claro, a hacer piña. El tiempo limó las aristas y borró las fronteras, y hoy me descubro a mí mismo como uno de esos cosmonautas maduros y con muchos alunizajes detrás, uno de esos Grandes Antiguos que habla de aquella exposición para la que la gente hacía noche en la puerta, o de ese director que dijo esto o hizo aquello, o del tipo que se vino con una pistola de fogueo a currar... Y ahí están los chavales (y no tanto) nuevos, haciendo su piña, escuchándonos como de lejos, muy a su aire. (Y dilucidando si es más fuerte Superman que Batman o a la viceversa, madre mía... Galactus, llévame pronto.)

No sé. Cosas que se me ocurren, de pronto. Y que me hacen gracia.


sábado, 13 de septiembre de 2014

Yo La Tengo. Música para el fin de semana.

Gracias al amigo Jordi he descubierto esto, y el otro día recibí el libro, que tiene pinta de leerse en un suspiro y con regocijo: justo lo que uno espera de un invento así, y justo lo que estos primeros días de septiembre están pidiendo a gritos. En unos días les cuento...

viernes, 12 de septiembre de 2014

Hay por aquí un montón de cosas por leer, y otro montón de cosas ya leídas, o leídas a medias. Todo esto es un desastre.

Por ejemplo, he estado leyendo este libro de Emily Carroll, que me ha gustado mucho porque son cuentos de miedo de aire muy clásico, muy de chimenea, pero resueltos con una libertad formal y un desparpajo de color que me han sorprendido mucho. Me recuerda un poco a Richard Sala... pero con gracia.

Y he leído Lo primero que me viene a la mente, de Juaco Vizuete, que juega con un formato poco habitual y cuaja una historia de corte autobiográfico bien planteada y con un cierto aire (me ha parecido) a El Víbora de los años 90, lo cual está muy bien, la verdad.

Y ahí estamos, a ver si va bajando la altura de la pila de pendientes antes de que se derrumbe.
Despacito. Ahí vamos.


martes, 9 de septiembre de 2014

"Ya es de noche: duerme bien." Se lo decía siempre después de acostarla. Y cada mañana, para levantarla: "Ya es de día, hay que desayunar." No consigo acordarme de si se lo dije el domingo al meterla en la cama... Sí sé que se lo dije después, en el tanatorio: diez o cien veces... Las horas son muy largas.

Me gusta pensar que su cabeza viajaba hacia atrás en el tiempo, y que en estos años nos ha regalado su niñez. Se reía, desde luego, como una niña. Y se reía mucho, también con los ojos. 

Como ya no podía hilarlas, se inventaba las palabras.


Ahora quedan los días malos de vacío, y después habrá que reajustar tiempos, gestionar nuevos ritmos aquí, en el edificio Baxter.

sábado, 6 de septiembre de 2014

He encontrado estos carteles, de aire irresistiblemente retro, que el diseñador Stuart Manning está haciendo para cada episodio de la nueva temporada de Dr. Who. Para entretener la espera...






Bebo una cerveza muy fría en el balcón, miro a la gente que pasa. (Como Lupita.) 

El cielo está de un azul cachalote oscuro... no hace diez días que, a estas horas, aún atardecía.


jueves, 4 de septiembre de 2014

Buenos días.

Verán que la cabecera del blog ha cambiado. Señor AÍSA me ha obsequiado con una baraja de opciones, multicolor y muy POP, con la que voy a ir jugando en los próximos meses. 

Por lo demás... ayer bien. Aterrizaje lento, pero seguro. No hay cambios en la línea del frente.

(Y sí, sí... todavía me puedo poner el uniforme. Ejem.)

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Gracias, septiembre, por celebrar mi vuelta al trabajo regalándome una noche toledana de las de no pegar ojo... Yo también te quiero...

martes, 2 de septiembre de 2014

Cosas que pasan sobre el edificio Baxter.

Por ejemplo: a la izquierda, la tormenta que se prepara... y, a la derecha, ese cielo azul veraniego...



(O, de un lado, se acerca Galactus; del otro, Estela Plateada.)
Terminó agosto, decía antes. Empezó septiembre... ¿y a qué viene este CALOR?

Terminó agosto, y septiembre llega con un tremendo jaleo en la calle: obras, atascos, camiones de reparto desde las siete de la mañana... Con el retorno de la actividad me viene la duda, pensando en mi vuelta al trabajo (mañana, ejem): ¿cabré en el uniforme? Que es lo que tenemos los que somos bajos de tórax: cierta tendencia a la expansión en redondo después de un tiempo de poco moverse, mucho jabalí y cerveza y ningún romano al que atizar... Otra cosa sería que se usaran moléculas inestables para elaborarlo (el uniforme, digo), pero eso cuesta un pico a día de hoy, y a ver cómo se lo explicas a los umpalumpas de la contabilidad skrull... Que no, vamos. Por ahora, puro trapillo.

Por lo demás, y en otro orden de cosas, es este el primer año en el que los últimos días de vacaciones no se me han antojado una carrera lenta cuesta arriba. Es más, agosto se me ha pasado volando... No sé si quiere esto decir algo o no, pero me ha llamado la atención.

En cualquier caso... bueno, que mañana volvemos al servicio activo. A ver qué tal va la cosa en la batalla diaria... 

lunes, 1 de septiembre de 2014