sábado, 13 de abril de 2019



Música para el fin de semana de Marco Incomparable. Estas chicas se llaman 5.6.7.8's y tuvieron su subidón de fama (relativa) gracias a Tarantino. (Este video es que me da la vida.)

Cosas que me ponen de buen humor: Salamandra Graphic ha publicado el tomo de La guerra de Alan, de Guibert, y anuncian para mayo el integral de Ventiladores Clay, de Seth. Esto de decir que algo es "obligatorio" no me gusta nada (aunque en su momento, hace ya muchos años, también yo caí en ello, y mucho), pero es que estos dos libros son básicos para entender la evolución reciente del cómic. Y son, además, lecturas apasionantes.


Más cosas que me ponen de buen humor: se puede adquirir ya el anuario que edita la gente de Jot Down en crossover con la ACDCómic. (Ahí hay tres textos míos, breves pero intensos.)


Más cosas que me ponen de buen humor: lo del agujero negro, del que ya todo el mundo ha compartido un millón de memes. (Aquí, un hilo de twitter bien informado.)

Y bueno, poco más.

Días tranquilos en el edificio Baxter.

sábado, 6 de abril de 2019




Música para el fin de semana. Esta gente es chilena, y mira, con esta versión se han ganado un sitio en mi corazón. (Más canciones, aquí.) 

Por lo demás, este fin de semana se celebra el Salón de Barcelona, que este año se llama Comic Barcelona 37. Y, con independencia de debates de orientación y público objetivo, me importa señalar que el premio a la mejor obra lo ha recibido el señor Monteys por su Universo, que primero fue digital y después libraco de relumbrón, pero que es, en cualquier caso, una obra maravillosa. Conste que yo soy más bien #teamBlackHoles, pero lo de Monteys me alegra por muchas razones: porque supone un reconocimiento a su carrera, que es muy larga, porque reconoce el riesgo y el doble salto mortal que supuso para él, porque es ciencia ficción fetén, y eso me pone de buen humor.


Además, se ha hecho público el informe anual de Tebeosfera sobre el estado de la industria del tebeo (aquí). Y se ha publicado el nuevo anuario de Jot Down & ACDCómic (en el que vuelvo a colaborar, en buena compañía).


Y poco más.

Días tranquilos (y lluviosos) en el edificio Baxter.

domingo, 31 de marzo de 2019




Música para el fin de semana de relax. ¡Y llueve! 

YLT again, pero es que a ver, cómo no.

sábado, 30 de marzo de 2019




Música para el fin de semana. Lo hablaba con F hace unas semanas, un poco en broma. No me gusta (no entiendo, se me hace bola) el trap. Pero sí me gusta lo que hace esta persona, Putochinomaricón, que no es para nada trap y sí muy pop (creo). Es un paso, me contestó F: todavía queda esperanza para ti. Pues eso.

Por lo demás, la semana empezó muy arriba con la visita de Marina, el bebé de C (#cosasquemeponendebuenhumor), y luego se fue estabilizando a la baja con el zafarrancho general en el Marco Incomparable (el montaje de la próxima expo está siendo un poco Beirut), para cerrar ayer bien arriba otra vez (Mer). Después, de vuelta a casa anoche, problemas en el tren, problemas en el metro y pequeña odisea subterránea que me llevó por esas estaciones a cielo abierto de lo que, cuando era yo chavalito, llamábamos suburbano en flagrante contradicción de términos. No me acordaba de lo bonitas que son, con ese diseño tan camp y tan individualzado.

Eso.

Días tranquilos en el edificio Baxter.

lunes, 25 de marzo de 2019

A María Sánchez le está lloviendo mierda en las redes por algunas de las cosas que dice en esta entrevista, y el ventilador lo ha puesto una de esas personas que se dedica a repartir carnets de feminismo (o de izquierdismo, o de lo que toque) y a decir lo que se tiene que hacer o pensar o decir y lo que no; una persona (aka Barbijaputa, digámoslo) a la que en general, y hasta hoy, le tenía respeto, pero ya no.

Yo qué sé, todo esto va dando mucho asco, cada día más.



#teamMaríaMercromina

domingo, 24 de marzo de 2019




Música para terminar el fin de semana. Yo La Tengo. Los mejores.

Y sí, todo bien en el Marco Incomparable. (Mucha gente, pero mira, ya estoy en casa.)

Besos.

sábado, 23 de marzo de 2019




Música para el fin de semana. Habiendo leído ya la novela nueva y maravillosa de Pérez Andújar, lo normal es darle voz aquí a Tina Gil, que es una de sus protagonistas. Para hacerlo, nada mejor que este breve corte que un poco sí me representa.

Por lo demás, toca finde de Marco Incomparable. Ay. Y la primavera se hace fuerte ahí, en la calle. (Ventaja: ahora a la pereza la puedo llamar astenia, o como se diga.)

Otra cosita: estuve viendo la serie de Hill House, de la que todo el mundo habló hace ya algún tiempo. Y qué bien todo, aunque de Shirley Jackson ni rastro. (Bueno, qué bien todo excepto el capítulo final, demasiado centrado en cerrar con un lacito la cosa y con los niveles de azúcar en sangre muy saturados.)

Y eso. Días tranquilos en el edificio Baxter.