sábado, 21 de octubre de 2017




Música para el fin de semana. Randy Newman, por qué no.

Por lo demás, y mientras me pongo al día después de la semana, una cosita: ¡madre mía, Venecia!

(Stay tuned for more!)

sábado, 14 de octubre de 2017



En otro orden de cosas (de las que me ponen de buen humor), la noticia de la semana ha sido la concesión del Premio Nacional de Cómic a Rayco Pulido por su Lamia. Una noticia que es BIEN.









Música para el fin de semana. Estos días se celebran los cincuenta años radiofónicos de Juan de Pablos y su Flor de Pasión, y qué mejor cosa que el burbujeo pop de Las Kasettes para celebrarlo. (Ojo, que su disco es una joya.)

La semana bien, gracias. Saturado del todo con la yenka catalana y, en general, un poco cansado, pero bien, que ahora vienen días de relajarse y ver mundo.

Días tranquilos en el edificio Baxter.

jueves, 12 de octubre de 2017

martes, 10 de octubre de 2017

Toda esta gente ya muy acomodada y bien, que habla de aplicar no sé qué artículos de la Constitución y que se permiten hablar de tomar medidas militares (Guerra el otro día, Boadella ahora, seguro que hay más por ahí), ¿de dónde salen, en qué piensan? Me pone enfermo la tranquilidad con la que dicen cosas así en voz alta, y me da miedo pensar en lo que se mueve dentro de esas cabezas.




sábado, 7 de octubre de 2017












Música para el fin de semana. Se llaman Martha, son de Durham y es todo lo que sé de ellos, pero suenan frescos y bien, y con eso me vale.

La semana bien. Con alguna buena noticia, que mira, ya viene bien, dado cómo está la cosa cuando uno se asoma a la tele o a las redes. Volvió M, hablé con L y con C, vino de visita la chica pelirroja. Hay un señor chino jugando con pólvora al ladito del Marco Incomparable, y el lunes próximo se presenta un tebeo nuevo, a cargo de Montesol esta vez (me lo dicen hace no veinte ni treinta: hace cinco años, y no me lo creo).

Leyendo: La línea del frente, de Aixa de la Cruz. Me gustó su anterior libro, y este de ahora no me está decepcionando, todo lo contrario. Muy bien.

Por lo demás, días tranquilos (y sin banderas) en el edificio Baxter. 

sábado, 30 de septiembre de 2017




Música para el fin de semana: viendo la nueva temporada de Twin Peaks me he reencontrado con Au revoir Simone, y eso está muy bien. (Me he reencontrado también con más gente, con más cosas, con más sensaciones, sorpresas y dudas, pero esa es otra historia. Me cae genial David Lynch estos días.)

Por lo demás, el sábado amanece por aquí nublado, pero no creo que tarde en despejar. Mer es una mujer de éxito. Hoy toca más Marco Incomparable.

Leyendo: Quédate este día y esta noche conmigo, de Belén Copegui. Que, como todo lo suyo que he leído, me deja sin palabras (pero con muchas ganas de encontrarlas).


(Bola extra: con respecto a mañana, apuntar que, a lo largo de estos meses, cada vez que veía en la prensa, o en general por escrito, alguna mención, he leído siempre uno-cero en lugar de uno-o, y eso da muestras sobradas de mi torpeza, porque una cosa está clara para mí, y es que mañana, pase lo que pase, perdemos todos.)

viernes, 29 de septiembre de 2017



Ha muerto Hugh Hefner y la Red se ha llenado de chistes de colegio mayor. O no chistes, pero sí comentarios jocosos en plan aunque vaya al cielo no va a estar mejor. Y yo de lo que me acuerdo es de Feiffer y de Kurtzman y Elder, y de un puñado de ilustradores maravillosos. La Playboy de los años 60 y 70 fue una cosa prodigiosa de diseño, de imagen y de contenidos periodísticos y literarios. Lo demás: la mansión, el batín... pues es folklore (y da, también, su poco de asco).